Para que un curso online funcione …

De Ricardo Alguacil en Flickr

Esto es un rollo

Parece que la formación on line no tiene demasiada buena fama …
Los comentarios de los participantes suelen ser del estilo:
“Son aburridos y se hacen eternos”.
“No aportan demasiado”.
“Pasa página, pasa página, …”.


¿Qué hacer y cómo hacerlo?

Siempre he defendido que no debe de haber diferencia entre el planteamiento de un buen curso impartido de forma presencial y otro impartido en la red. En este post comparto contigo aquellos elementos y aspectos que considero indispensables para que un curso on line (y también presencial) funcione. Los he clasificado en los siguientes apartados:

1. Macro visión

La descripción del marco estratégico del curso.
Debemos explicar al alumno:
  • Qué es lo que va a aprender, que es lo que sabrá hacer cuando acabe el curso.
  • Cómo lo va a aprender. Cuáles son las actividades que van a guiar al alumno en su proceso de aprendizaje.
  • Cómo sabrá que lo ha aprendido. Cómo podrá comprobar su aprendizaje.
La descripción de los conocimientos previos.

El alumno, antes de empezar el curso, debe saber cuáles son los conocimientos previos necesarios para poder afrontar con éxito el proceso de aprendizaje.


La adaptación del curso a los diferentes estilos de aprendizaje.
No todos aprendemos de la misma manera. Las actividades y el material conceptual y de apoyo debe ofrecerse en diferentes formatos que faciliten la asimilación teniendo en cuenta los diferentes estilos de aprendizaje.
Podéis acceder a más información sobre diferentes modelos y teorías sobre el aprendizaje en: http://en.wikipedia.org/wiki/Learning_styles.

La conexión y coherencia entre los objetivos de aprendizaje y los contenidos.
Debe de existir una clara coherencia entre las actividades y simulaciones propuestas y la “promesa de aprendizaje”.
El material conceptual y de apoyo debe ser el necesario y adecuado para poder realizar con éxito las actividades y simulaciones.

2. Contenidos

El mapa del curso.
Debemos de ofrecer al alumno, en todo momento, información sobre el contenido global del curso y sobre su grado de avance.
Una buena forma de hacerlo es mediante un diagrama que detalle cada una una de las unidades del curso, sus objetivos de aprendizaje y sus actividades y contenidos.

Las actividades.
El curso debe centrarse en la realización de actividades y simulaciones relacionadas con el entorno real del alumno, si es posible, realizadas en un marco colaborativo.
Éstas deben ser coherentes con los objetivos de aprendizaje.
Algunos tipos de actividades pueden ser: diseñar modelos o procesos, describir situaciones, prever resultados, reflexionar sobre las causas, realizar diagnósticos, participar en procesos de reflexión colectiva, realizar actividades de evaluación de conocimiento y reflexionar sobre el feed-back recibido, evaluar las actividades y resultados de otros alumnos, …
El alumno debe de disponer de guías y plantillas que le orienten en la realización de las actividades propuestas. Debe disponer de acceso a la material conceptual y de apoyo en el momento en que lo vaya a necesitar.

Los materiales conceptuales.
Las actividades deben proponerse con el apoyo de módulos conceptuales que ofrezcan  información específica y complementaria.
Los módulos conceptuales deben ser cortos, centrados en un sólo punto clave y con breves actividades que faciliten el aprendizaje conceptual.
Deben estar conectados entre sí, en función de los temas tratados, conceptos relacionados o fases del proceso que sea objeto de aprendizaje.
El alumno debe poder acceder, cuando le convenga, a más información sobre los temas que sean de su interés.

Los elementos multimedia interactivos.
El diseño y la estructura de las actividades y la unidades conceptuales debe de basarse en la utilización adecuada de elementos multimedia interactivos. Debe de encontrarse el equilibrio entre los formatos visuales (esquemas, formas, imágenes, …) auditivos (explicaciones grabadas, sonidos, ritmos, …) y cinestésicos (manipulación de elementos, simulaciones, repeticiones, objetos interactivos, …). Si no lo habéis hecho antes, podéis consultar el artículo sobre modelos de aprendizaje: http://en.wikipedia.org/wiki/Learning_styles.

La conexión entre las actividades y los materiales conceptuales.
Comprobar siempre la existencia de una relación entre las actividades que se proponen y los conceptos que se ofrecen.
No hay aprendizaje conceptual sin una mínima práctica y reflexión. ¿Para qué me va a servir saber eso? Tampoco es posible el aprendizaje de procesos o tareas sin una mínima reflexión conceptual sobre las mismas. ¿Por qué eso tiene que ser así?

3. Interacción

La interacción hace un curso más ameno y divertido. Es fundamental en el proceso de aprendizaje y es un aspecto común a todos los modelos y estilos. El diseño del curso debe de promover la interacción:
  • La interacción entre alumnos, mediante el intercambio de opiniones y reflexiones, a través de la realización de trabajos y tareas de forma colaborativa.
  • La interacción de los alumnos con el / los experto/s que deben ofrecer feed-back a las actividades realizadas.

El alumno debe disponer de un espacio común de trabajo en el que poder realizar las tareas, compartir dudas y comentarios. Una buena opción es la integración de redes sociales en el espacio virtual de aprendizaje.

4. Evaluación del aprendizaje

La evaluación implica la valoración de conocimientos y habilidades relacionadas con determinados temas y competencias. Un curso debe ofrecer al alumno la posibilidad de evaluar el aprendizaje alcanzado.
Esta evaluación puede llevarse a cabo de diferentes maneras:
Los tests.
El alumno responde a preguntas predefinidas que permiten la evaluación de los conocimientos adquiridos.
Las actividades.
El alumno se enfrenta a la realización de determinadas actividades que están directamente relacionadas con los objetivos de aprendizaje.
La evaluación de conocimientos puede producirse en diferentes momentos, antes de comenzar el curso, durante y una vez haya finalizado.
La pre-evaluación permite al alumno tener una idea de su nivel previo de conocimientos.
La evaluación continua permite corregir y complementar conocimientos a lo largo de todo el proceso de aprendizaje.
La evaluación final permite contrastar los conocimientos una vez acabado el curso.

Los criterios de evaluación deben de ser coherentes con los objetivos de aprendizaje. Dos aspectos clave de la evaluación son el área de los conocimientos que el alumno (qué debe saber / saber hacer) y el grado de competencia que debe de poseer (cuánto ha de saber).

Las rúbricas.
Un instrumento que está alcanzando una gran difusión para la evaluación de los conocimientos son las rúbricas. Se basan en la identificación y ponderación de criterios que permiten evaluar lo que el alumno sabe y cuánto de ello sabe. Podéis acceder a más información sobre ellas en: http://en.wikipedia.org/wiki/Rubric_(academic) Esta presentación es una buena guía para su elaboración: http://schoolofeducators.com/wp-content/uploads/2008/07/rubrics.ppt

El feed-back al alumno.
La evaluación será más útil siempre que vaya acompañada del correspondiente feed-back. Una nota o un porcentaje poco aporta si no va acompañada de algún comentario que justifique la valoración y de recomendaciones que orienten sobre como mejorar. Es muy recomendable que las pruebas tipo test incorporen comentarios que permitan comprender por que una respuesta es o no correcta.

5. Interface y diseño del curso

Una buena estructura y un buen diseño gráfico son también claves para facilitar el proceso de aprendizaje. Algunos consejos al respecto son:
  • Utiliza hipervínculos para complementar la información.
  • Utiliza elementos multimedia cuando aporten verdadero valor al aprendizaje.
  • Utiliza estructuras y modelos de diseño gráfico estándares.
  • Utiliza etiquetas de ayuda sensibles al cursor.
  • Utiliza ayudas a la navegación.
  • Utiliza plantillas auto-explicativas y con enlaces a los conceptos relacionados.
  • Ofrece la posibilidad de acceso multiplataforma (PC, tablet, …)
  • Evita múltiples niveles de scroll.
  • Evita acciones repetitivas sin valor (avance página, avance página, …).

6. Cuatro últimos consejos

Antes de dar acceso al alumno, asegurarate de que tu curso es:
  1. Divertido.
  2. Colaborativo.
  3. Dinámico.
  4. Personalizable.
Comparte:

About the Author: Joaquim Carbonell

Joaquim Carbonell

Soy socio Director de Neos www.neos.cat y representamos a Knoco www.knoco.com en España.
Trabajamos acompañando a las organizaciones en procesos de mejora a través de la gestión del conocimiento y el aprendizaje de las personas. Desarrollamos nuestro trabajo compartiendo conocimientos y experiencias y acompañando a las personas en la elección del mejor camino para su mejora profesional y de su organización.
He desarrollado mi experiencia profesional como directivo del área comercial y de marketing de empresas del sector servicios durante 9 años.
Desde 1999, trabajo en desarrollo de proyectos relacionados con el aprendizaje de las personas y la mejora de las organizaciones.
He trabajado, colaborando como consultor externo, para diferentes áreas funcionales de la empresa: dirección general y gerencia, recursos humanos, dirección comercial y marketing y el área de gestión de la calidad.